¿Quién soy?

Soy un tipo con suerte, empecé estudiando para ser contador público y terminé siendo fotógrafo de bodas, gracias a mi madre que me alentó a tomar mi primer curso de fotografía.

Disfruto mucho de esta profesión que me permite estar presente en uno de los días más importantes e inolvidables de las parejas que confían en mi mirada.
Hace más de 15 años que me dedico a fotografiar bodas, y lo hago desde un punto de vista documental, dejando que las cosas fluyan, sin intervenir ni tratando de alterar la realidad que se me presenta. Enfoco mi sensibilidad en obtener un registro sumamente emotivo de la boda.

Mi objetivo es dejarles a los novios un gran documento familiar que tome mayor valor a medida que va pasando el tiempo y vuelven a revivir ese gran día junto a sus seres queridos. ¿Se imaginan que sentirán sus hijos al ver estas  fotos?

Los invito a conocer mi trabajo y espero que encuentren en mí a la persona que están buscando para acompañarlos durante la boda.